2.317 Médicos Registrados en 110 Especialidades - Somos el Directorio No.1 de la Ciudad


banner

 

banner

 

 

 

PERIODONCISTAS EN QUITO

NORTE DE QUITO SUR DE QUITO VALLES DE QUITO

 

odontólogos quito  Odontologos Quito

odontólogos quito Odontólogos 

odontólogos  Odontologos

odontólogos quito  Odontologos Quito 

odontólogos quito  Odontologos Quito

odontólogos quito  Odontologos Quito  

odontólogos quito  Odontologos Quito

odontólogos quito  Odontologos Quito

 

 

 

 

PERIODONCISTAS
TELEFONO
DIRECCION
Arcos Maldonado
3332001 - 3332841
Edif.Titanium Of.303 Av.6 de Diciembre 3660nE Ignacio Bossano
Armijos David
6015389
Isla Pinzón E10 -111
BetaZ DentalGroup
6014330
Av.10 de Agosto N 39 - 155 y Diguja Mezzanine Consult. 11 - 12
Betancourt Ximena
6014330
Av.10 de Agosto N 39 - 155 y Diguja Mezzanine Consult. 11 - 12
Centro Odontológico Tinajero
2452554
José Correa E1 - 107 y 6 de Diciembre
Campuzano Roberto
2248326 - 2276842
Brasil N42 - 85 y Mariano Echeverría - Dentimagen
Costa Jaramillo Eduardo
2233486
Av. De la República 770 y Av. Eloy Alfaro
Dental Brands
3220065
Hospital Metropolitano Torre III PB. Consultorio 9
Dental Point
3319656
Vozandes y Avenida América - Edificio Ankara PB
Dental Stetic
338942
Edificio Kitami Calle Cóndor y Avenida Brasil
Equinoccial Dental
3238573 - 0988930269
San Salvador E7 - 174 y Pradera
G & V Antonio González
2463730
José Padilla N34E e Iñaquito Edificio Platinum Oficina 701
Gabriela Guerra Salazar
2559936
Coruña N27 - 88 y Orellana
Guerra de La Torre Helen
2563148
Vancouver 440 y Alemania
Smile Design
2269908
José Padilla N34 - E
VICAdental
3237350
Edificio Royal Bussinnes Calle La Niña E8-52
Vallejo López Vicente
2238401
Edificio San Francisco Cordero y 6 de Diciembre
Vela Barragán Fabiola
2221203 - 2544946
Polonia N30 - 15 y Av. Eloy Alfaro Edif. Cetcus

 

 

 

 

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis.

Hoy en día con el advenimiento de la implantología la periodoncia también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades periimplantares como la periimplantitis.

 

Periodoncia

 

La periodoncia es una especialidad médico-quirúrgica odontológica que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

La Periodontología es la especialidad contemporánea que emerge de la odontología para sustentar el estudio de evidencia científica sobre el estado del periodonto sano y enfermo.

 

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis.

Hoy en día con el advenimiento de la implantología la periodoncia también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades periimplantares como la periimplantitis.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

 

Periodontitis

 

La periodontitis, denominada comúnmente piorrea, es una enfermedad que inicialmente puede cursar con gingivitis, para luego proseguir con una pérdida de inserción colágena, recesión gingival e incluso la pérdida de hueso, en el caso de no ser tratada, dejando sin soporte óseo al diente. La pérdida de dicho soporte implica la pérdida irreparable del diente mismo.

De etiología bacteriana que afecta al periodonto (el tejido de sostén de los dientes, constituido por la encía, el hueso alveolar, el Cemento dentario y el ligamento periodontal) se manifiesta más comúnmente en adultos mayores de 35 años, pero puede iniciarse en edades más tempranas.

 

Clasificación

 

Una periodontitis según su grado de afectación dental se clasifica en: leve, moderada o grave. Y según su extensión se denomina: localizada o generalizada.

Las periodontitis desde 1999 se han clasificado (ASP) en: crónicas, agresivas y asociada a estados sistémicos.

Periodontitis crónica (del adulto)
Periodontitis simple

  Enfermedad periodontal
Es la forma más prevalente. Se hace clínicamente significativa sobre los treinta años de edad y suele estar precedida de una gingivitis. La pérdida de soporte se produce en los periodos activos de la enfermedad. Sin embargo, la presencia de Porphyromonas gingivalis indica una alta probabilidad de periodontitis activa que si no trata a tiempo puede traer irreversibles consecuencias.

 

Periodontitis agresiva (de inicio precoz)

 

Aparece a los veinte años de edad o antes. Supone, aproximadamente, entre un 10 y un 15% de todas las periodontitis. En la presentación clásica de la periodontitis juvenil localizada, la pérdida ósea está localizada a los primeros molares y a los incisivos inferiores definitivos.

 

Periodontitis agresiva localizada


Afecta principalmente a los primeros molares e incisivos, probablemente porque ya están erupcionados al iniciarse la enfermedad. Puede progresar a la forma generalizada o, posteriormente, a la periodontitis de evolución rápida. Tanto la forma localizada como la generalizada tienen la misma etiología, pero su presentación depende de la efectividad de la respuesta defensiva del huésped. Existen una serie de factores asociados que son: el déficit en la quimiotaxis de los leucocitos, el número reducido de quimiorreceptores superficiales y la cantidad anormal de glicoproteínas en la superficie de los neutrófilos.

 

Periodontitis de inicio precoz generalizada


Puede generarse desde una forma localizada o debutar así. Se distingue de la periodontitis de evolución rápida en función del tiempo de inicio de la enfermedad. Sin embargo, la edad no puede precisarse, pues el tiempo del diagnóstico no coincide con el inicio de la enfermedad. Se relaciona con la presencia de una serie de bacterias como son Aggregatibacter actynomicetemcomitans o la Porfiromona gingivalis.
Periodontitis de inicio precoz relacionada con enfermedades sistémicas
Afecta tanto a denticiones temporales como mixtas. No suele tener un buen pronóstico a medio y largo plazo, y supone la pérdida precoz (parcial o total) de los dientes. Las enfermedades asociadas son: déficit de adherencia leucocitaria, hipofosfatasia, neutropenia clínica, leucemias, sida, diabetes mellitus del tipo I, trisomía 21, etc.

 

Periodontitis agravada por factores sistémicos

 

Enfermedades como la diabetes mellitus, la enfermedad de Addison, la [[enfermedad de Crohn], un tipo raro de síndrome de Ehlers-Danlos, enfermedades hematológicas o el sida provocan una progresión más rápida de la periodontitis, con diferentes manifestaciones clínicas.

 

Patogenia

 

La periodontitis termina con una infección ante el biofilm microbiano, seguido por una destrucción tisular mediada por leucocitos hiperactivados o cebados y la red de citocinas, eicosanoides, y metaloproteinasas de matriz (MMPs) que causan clínicamente significativa destrucción de hueso y tejidos conectivos. La acumulación bacteriana en los dientes es determinante para el inicio y progresión de la periodontitis. Aunque las bacterias son esenciales para el inicio de la periodontitis, la gravedad de la enfermedad y respuesta al tratamiento es el resultado de factores modificadores (tabaquismo), contribuyentes (diabetes) o predisponentes (carga genética).

Además de la placa bacteriana o biofilm microbiano, existen otros factores locales y sistémicos que modifican la respuesta del huésped ante la invasión territorial, facilitando o por el contrario retardando el proceso infeccioso, por ejemplo tabaquismo, diabetes mellitus, déficits de neutrófilos (Síndrome de Down, de Papillon-Lefèvre o de Marfan), etc.

La enfermedad en su forma agresiva (periodontitis agresiva) puede aparecer en edades tempranas, evolucionando de manera rápida, lo que provoca la pérdida de piezas dentales en personas jóvenes.

 

Gingivitis

 

La gingivitis es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes. Es muy frecuente que su origen sea causado por el crecimiento de las muelas del juicio, que produce una concavidad, que es donde se deposita el agente patógeno o bacteria

Cambios morfológicos gingivales causados por la existencia de irritantes microbianos derivados de la placa dental, materia alba y cálculo dental.

No inducidas por placa dental

De origen bacteriano específico
Lesiones asociadas con Neisseria gonorrhoeae
Lesiones asociadas con Treponema pálidum
Lesiones asociadas a especies streptocócicas

 

Otros

 

De origen viral
Infecciones por el herpes virus Gingivoestomatitis herpética primaria
Herpes oral recurrente
Infecciones por Varicella zóster

Otras

De origen fúngico
Infecciones por especies de cándida
Eritema gingival lineal
Histoplasmosis
Otras

De origen genético
Fibromatosis gingival hereditaria
Otros

 

Cuadro clínico

 

Existen varios tipos de gingivitis, todas con las mismas manifestaciones clínicas. Cuando esta enfermedad evoluciona a un estado crónico, provoca bolsas periodontales, movilidad dentaria, sangrado excesivo y espontáneo, y pérdida del hueso alveolar que sostiene a los dientes, con la gran posibilidad de perder piezas dentales.

Un tipo de gingivitis especialmente destructiva es la denominada Gingivitis Ulceronecrotizante Aguda (GUNA). En ésta el paciente presenta un aliento putrefacto, un tejido gingival necrosado y hemorragias espontáneas graves.

 

Muela del juicio

 

Las muelas del juicio son el tercer molar, también llamado cordal, que suele aparecer a las edades entre 17 y 20 años, pudiendo incluso no hacerlo nunca, aunque pueden aparecer a edades más tempranas o mucho más adelante. En algunas ocasiones no erupcionan las cuatro muelas, erupcionando solo algunas de ellas.

Se llaman muelas del juicio ya que a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de la dentición definitiva.

Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal, y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos o saliendo "torcidos"

Su anatomía varía mucho, puede tener entre una y cuatro raíces y entre uno y seis conductos y puede tener conductos en forma de C. Puede estar significativamente inclinado en sentido distal y/o vestibular lo que crea un problema aún mayor para el acceso comparado con el segundo molar.3 Cuando esto ocurre se suelen extraer.